Se produjo un error en este gadget.

jueves, abril 14, 2011

La Patty Maldonado y la Pamela Díaz se empelotan en el matinal de Mega










Un incómodo episodio protagonizaron esta mañana Patricia Maldonado y Pamela Díaz en el matinal "Mucho Gusto". La cantante se enfureció con la modelo cuando supo que ella fue la responsable de una nota en la que se afirmaba que su esposo sentía una atracción por Pamela Jiles.
"Esto que hicieron ustedes hoy día lo hemos criticado muchas otras veces. Lo criticamos cuando se lo hicieron a Francisca García Huidobro en el S.Q.P , entonces no puedo entender cómo mis propios colegas hacen esto", dijo Maldonado.

El animador del segmento, José Miguel Viñuela, recordó a Maldonado que ella sabía que iban a emitir la cuestionada nota, pero ella lo negó.


"Cómo voy a saber que iban a dar esta nota, si yo no estaba en la pauta...sabia que iba a hablar la Pamela Jiles, pero no sabía que iban a hablar de mi marido", afirmó mientras se paraba para retirarse del estudio.


Cuando estaba a punto de irse, José Miguel Viñuela logró cubrirle el paso y solicitó a Díaz que intentara calmar a su compañera, pues ella era la responsable de la nota. Esta acción fue criticada por la modelo. "Ella es bastante mujer y grande como para que solucione sus problemas sola. Es una panelista al igual que yo y debería decir las cosas acá", afirmó con expresión tensa la ex candidata a Miss Chile.


La afirmación de la modelo provocó la ira de la cantante, quien gritó en tono amenazante: "¡Perdona, límpiate la boca, no te compares conmigo. Tu jamás llegarás a ser una panelista como yo, tendrías que ser parida de nuevo, entiéndemelo bien...ordinaria!"


Las declaraciones de Maldonado dieron paso a un corte comercial. Al retorno, los animadores del matinal, José Miguel Viñuela y Javiera Contador, intentaron calmar los ánimos con bromas dirigidas a las dos panelistas, mientras se escuchaba el sonido de unas forzadas risas grabadas.

Aunque Maldonado y Díaz lograron disipar la tensión del ambiente, continuaron sus ataques, pero sus dardos fueron apuntados con un tono "humorístico".