Se produjo un error en este gadget.

domingo, abril 13, 2008

Exclusivo : ¿Quién es Iván Cienfuegos Uribe?

Este lunes comienza a trabajar en una casa arrendada en el sector céntrico el equipo que pondrá en mayo en circulación un diario local perteneciente a una sociedad formada por la empresa Copesa y Octava Comunicaciones, de la Universidad de Concepción. La dirección estará a cargo del periodista Iván Cienfuegos, ex director de El Sur de Concepción (1966-1977) y La Tercera, de Santiago. El rotativo penquista lo dejó por decisión de la empresa y periodistas de ese tiempo consultados por Telelocal Plus dijeron no conocer otras razones, aún cuando uno afirmó que el diario dirigido por Cienfuegos no publicó información sobre una estafa cometida al Banco Concepción por un abogado cercano a Cienfuegos, de apellido Ruiz Esquide. Ello habría gatillado su salida y que asumiera el periodista Hernán Alvez Catalán.
De la dirección de La Tercera Cienfuegos salió por presiones del secretario general de gobierno Francisco Javier Cuadra al dueño de Copesa. Cuadra no podía ver a Cienfuegos por el empeño de éste en hacer valer las prerrogativas de la libertad de información. Es el propio Cienfuegos el que lo recuerda hace algunos años cuando Cuadra fue obligado a renunciar a la Rectoría de la Universidad Diego Portales. Le escribió una carta a Alejandro Guillier, presidente del Colegio de Periodistas,en que da cuenta de las maniobras de Cuadra para alejarlo de la Tercera.

Muy estimado Alejandro:

Me dirijo a tí en tu múltiple condición de cabeza de nuestra Orden profesional, periodista y eficiente conductor de dos importantes programas periodísticos, con el objeto de poner en tu conocimiento y de quien estimes pertinente los hechos siguientes que servirán para restablecer la verdad en torno a situaciones del pasado y que tienen como actor actual al Rector de la Universidad Diego Portales, Francisco Javier Cuadra,

Se ha referido, este inefable personaje, a la detención del Presidente Ricardo Lagos, en 1986, como una acción destinada a protegerle la vida. Es otra de las falacias y engaños que coronaron su quehacer como Ministro Secretario General de Gobierno del general Pinochet. Detallo:


1.- Recuérdese que con motivo de los incidentes ocurridos en el Parque O'Higgins, durante la visita de Juan Pablo Segundo, el señor Cuadra hizo llegar a "El Mercurio", una carta que contenía una fotografia con los presuntos autores materiales de aquellos sucesos. Todo resultó falso, como quedó demostrado en el proceso judicial, en el que se vió obligado a declarar el Director de El Mercurio, Agustín Edwards, delante del cual, en un careo, el señor Cuadra desmintió haber sido el emisor de esa carta.- Los presuntos implicados se querellaron contra El Mercurio y el señor Cuadra guardó silencio.


2.- Durante los sucesos con Argentina por los hechos del Beagle, como Director de La Tercera, solicité a Maria Eugenia Oyarzún, actual decana de Ciencias de la Comunicación de la Uniacc, a la sazón redactora de ese diario, una entrevista con el almirante José Toribio Medina, la que se realizó con el beneplácito del miembro de la Junta. Redactada y leída, recibí un llamado del señor Cuadra prohibiendo la difusión de esa entrevista bajo severas admoniciones. Reconozco hidalgamente que cedí a esa presión, por razones obvias, pero cual no sería mi molestia al ver, en las agencias internacionales y diarios argentinos, las declaraciones del almirante Merino. Escribí una carta al señor Cuadra expresando mi malestar por esta situación, que dejaba al diario como ocultando una valiosa información. La carta fue devuelta por el señor Cuadra al Presidente de La Tercera, don Germán Picó Cañas con una severa advertencia en torno al comportamiento del Director del diario.


3.- En tres ocasiones me entrevisté con el general Humberto Gordón -quien prohijó al señor Cuadra, quien era hijo de un amigo de tal general que trabajaba en El Teniente- quien me advirtió de la saña con que el señor Cuadra se refería a mi persona en las reuniones que él, el general Gordon, sostenía todas las mañanas con el general Pinochet. Debo destacar que al general Gordón lo conocía desde mi infancia, pues éramos vecinos de barrio (de lo cual puede dar fé su hermana Nena Gordon) y por eso su tratamiento, a pesar de lo duro, fue mas consecuente, pero me relató, entre otras muchas cosas, todas las prohibiciones que Cuadra dictaba a directores o editores de diario todos los días.


4.- Por instrucciones de Cuadra, me llamó el general Carlos Krumm, hoy comprometido en el lío de las armas a Croacia, protestando por la publicación de un incidente entre Carabineros y terroristas en Valparaíso, haciendo alusión a un bando X. Le repliqué que tal bando había sido derogado dos días antes. Frente a eso, me espetó que no se podía publicar ninguna noticia con respecto a elecciones. Tal alusión se refería a un AVISO del Colegio de Periodistas, pagado, que invitaba a elecciones ese día. Me dijo que no se podía publicar nada referido a elecciones, por orden superior.


5.-Esta y otras situaciones que sería largo comentar, pero inexplicables en condiciones actuales, concluyeron el día en que don Germán Picó Cañas, Presidente del Consorcio Periodístico S.A., COPESA, dueño de La Tercera, concurrió a las oficinas del Banco del Estado a renovar créditos con esa institución. Como debes saber, en aquella época, tanto El Medrcurio como La Tercera, eran deudores cuantiosos de tal entidad. Tras varias reuniones con diferentes ejecutivos, don German Picó fue recibio por el Consejo del Banco. Hasta allí llegó un funcionartio enviado por Cuadra quien le dijo a don Gernan que si no firmaba la carta que le exhibía, no habría renovación de crédito, lo cual significaba una catástrofe para la empresa. La tal carta era la petición de renuncia a mi, Ivan Cienfuegos, Director del Diario. De esta situación son testigos, entre otros, los hijos de don Germán, German y Gonzalo, Jaime Tormo y el abogado Pablo Rodriguez Grez, mas el Gerente General en esa época Bernardo Pèrez Arce.


6. Despues de conocer esos pormenores que don Germán me detalló consternado, le expliqué que no había mas que hacer y que por el bien del diario y su gente, me retiraba. De la Dirección de La Tercera, a la calle. Un degollado sin sangre.


7.-No contento con aquello, Cuadra le impidió a don Germán nombrar a mi sucesor, pues don German le propuso a la propia María Eugenia Oyarzún, a Federico Willougbhy y a un señor que se desempeñó por muchos años como jefe de prensa del festival de Viña, cuyo nombre no recuerdo. Tras muchos cabildeos, Cuadra autorizó -si, autorizó, en una empresa privada- el nombramiento de Arturo Román, hoy Director de El Mercurio de Antofagasta.


8.- He querido relatarte estos hechos, de los cuales puedes hacer el uso de difusión que estimes conveniente, porque no pueder un señor como Cuadra seguir diciendo las cosas que dice, siendo Rector de un plantel que, se supone, pregona el desarrollo libre del espíritu. Nunca me había referido a estos sucesos por cuanto estimé, dada mi condicion de irrestricta y objetiva independencia periodística, que en las dificiles situaciones que se vivía, era peligroso agregar condimentos indeseables a esa etapa del paìs. Pensé, a lo mejor erróneamente, que en la pelea entre galgos y podencos, podían ganar los perros. Por eso dí un paso al lado.

Hoy no resisto la hipocresía y la mentira.

Espero que este desahogo sirva, al menos, para que los colegas periodistas todos, no sigan dándole tribuna a quienes han hecho de la maldad, el subterfugio y el engaño un método para alcanzar alturas que no merecen.

Te saluda muy atentamente,


IVAN CIENFUEGOS URIBE

Periodista Colegiado N.o 45