Se produjo un error en este gadget.

lunes, enero 31, 2011

El Consejo Nacional de Televisión y una a lo Poncio Pilatos

Habitualmente el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) aparece en la prensa por las sanciones y multas que infringe a los canales, usando la facultad que le otorga la ley 18.838 que rige su funcionamiento.

Una parte sustancial de los dictámenes tiene que ver con el quebrantamiento del horario de protección al menor, o la ofensa a la dignidad de las personas por parte de las estaciones

Sin embargo, en la sesión del 20 de diciembre de 2010, se discutió un asunto algo más sofisticado. Llegó al Consejo una denuncia presentada por un particular contra los noticiarios de cinco canales de televisión abierta: Canal 13, Chilevisión, Mega y TVN, por no informar sobre la huelga en Farmacias Ahumada (FASA), ocurrida entre el 4 y el 31 de octubre de 2010 .

El denunciante estaba convenientemente informado, ya que invocó el mandato de la ley al Consejo, estipulado en el Artículo 1º que le obliga a cautelar el pluralismo. El televidente hasta sugirió la aplicación de las sanciones previstas en la ley, citando el articulo 33 inciso 2º, esto es multa entre 20 y 200 UTM

Según consta en el acta de la sesión, el Departamento de Supervisión del CNTV revisó las noticias en el período en que ocurrió la huelga. y se logró comprobar que todos los canales consignados en la denuncia, salvo UCV-TV omitieron la huelga de FASA.

Paralelamente la resolución del CNTV sobre este caso, confirma el mandato de la ley al organismo para cautelar el pluralismo.

Pero inmediatamente después, el CNTV invoca el artículo 19 nº26 de la Constitución, en lo relativo a la libertad de expresión y particularmente el hecho de que el Consejo en este contexto, tiene prohibido inmiscuirse en la programación de los servicios de televisión de libre recepción y limitados –Art 13 inc. Ley 18838- dado que “una autorización otorgada en sentido contrario adolecería de constitucionalidad”.

En otras palabras, la resolución dice que la determinación de la agenda noticiosa es una facultad “directamente pertinente” de las estaciones y por lo tanto de su “exclusiva y excluyente” competencia. Por último, el CNTV determinó que no tiene atribuciones para reprochar la “omisión comprobada” de la huelga de FASA en los informativos centrales.

Fue así que con los votos de tres consejeros: el Democratacristiano Genaro Arriagada, ex accionista del extinto Diario Siete, el abogado simpatizante RN Jorge Carey, la arqueóloga Consuelo Valdés Chadwick y el presidente del CNTV, Herman Chadwick Piñera, se decidió no sancionar a los canales por omitir esta noticia. El voto del presidente les dio la mayoría que permitió no cursar la multa.

Por cierto, la decisión contó con el voto disidente de otros tres consejeros, el simpatizante Radical Roberto Pliscoff, la periodista María Elena Hermosilla, ex asesora de Conace durante la gestión de María Teresa Chadwick, hermana del actual presidente del CNTV y el periodista Jorge Donoso que se desempeña en el departamento de comunicaciones de Codelco.

El consejero Gonzalo Cordero, militante UDI se inhabilitó en este caso, dado que FASA es cliente de Azerta, la empresa de comunicación estratégica de la cual es socio.

El voto disidente de los consejeros fue acompañado con los argumentos de que al ser la huelga un conflicto social, no informar sobre ella es “un atentado a la democracia” y por otra parte el CNTV si tiene competencia sobre los noticiarios pues se ha pronunciado sobre ellos cuando en sus contenidos se advierte “sensacionalismo y truculencia”