Se produjo un error en este gadget.

sábado, julio 11, 2009

Ya es weá


por Súpertevito

Mega guatea de lo lindo. En el programa del Kike se rien los protagonistas y a la fuerza el público del estudio. Cualquier esfuerzo no cambia nada porque todo se ha hecho. La Rupertina, el che Copete, el Tony Esbelt han sido sometidos a una inmensa sobre exposición que no causan la menor sonrisa en quienes por casualidad miran en sus casas. Eso el viernes, porque durante la semana hay grupito de tipos de una fomedad increible que pretenden hacer funcionar una escuela, a veces un ministerio con Bachelet incluida. También el Morandé utiliza una técnica circense, un gordo con peluca rubia que se burla de los invitados con diálogos burdos y fomes.
El viernes ni el nuevo poto de la Blanquita salva el espectáculo, porque la Marlén no salva a nadie. Finalizó su ciclo y hoy es gusto de camioneros. Sus glúteos y senos falsos son matapasiones-
El programa de Lucho Jara es otro bodrio, de interés para los invitados que cantan y cantan. Mega se agarró un gran bacalao con Jara, que debe dedicarse a cantar porque la naturalidad que alguna vez demostró como animador se le fue a la cresta. Hoy es un posero espantoso y que pretende que cada tontera que dice es digna de ser puesta en una placa de bronce.
Morandé y Jara, evidencias notables de lo picante de la televisión abierta. Si le añadimos los reality y animal nocturna, tenemos un panorama completo de una completa decadencia.