Se produjo un error en este gadget.

sábado, agosto 08, 2009

Block de Notas en el Tevelú



Por Bernardo La Leyenda

Es un mal programa juvenil porque hay ausencia de autoaplausos, grititos weones, animadoras que dicen tonterías, referencias al barrio estación, al copete y esos cuec que todos los programas made in Concepción hechos por alumnos de universidades e institutos, nos tienen acostumbrados. Recordamos Pantallas y Agárrate Conce, entre otros produstos.
Es un buen programa en tanto que se acerca a lo que se espera de jóvenes con un Ci normal y desde el punto de vista mío un gran esfuerzo por significar que los muchachos no sólo piensan en webadas. De todas maneras, ojo, en los créditos aparecen profesores y quién dice que si los hubieran dejado solos no habrían puesto en pantalla las mismas pelotudeces de siempre, incluso los cuac.
Buena la idea de la secciones, pero en la edición del sábado hubo personajes desaprovechados como un doctor de apellido Martínez. El video introductorio no aportó mucho y nada la entrevista. Sólo supe que escribió un libro cuando una de las negras presentadores ya lo había despachado para la casa. La otra antes lo había metido al cet tratándolo de tú.
La entrevista a un pendejo genio matemático lo mostró como un tipo que quiere él enseñarle a los profesores, sin que la entrevistadora objetara nada. Las entrevistas, linda, no son para que se luzca el entrevistado y cuando le sacó la cresta a los profesores, caía de cajón haberle preguntado si lo que sabe lo aprendió solo.
Mas viejo que Matusalen hablar en la tele del foro de la U, así que dejemolo hasta ahí no más Lucas. El Contrapunto sobre los pescados y mariscos, sin mucho sabor a contrapunto. Medio naquever. Donde medio se anduvieron pasando fue con los cómicos del Paseo peatonal. La mujer dijo que era parvularia y el payaso Veterinario. ¿No se les ocurrió preguntar porque preferían el payaseo callejero?. Muy largo y con eso se acabó el programa.
Alguna otra cosita. Si, peinen a las animadoras, mejoren el vestuario porque morenas y con ropa oscura era para morirse, en buena onda ¿alguien las maquilló?. En el plano técnico, las cámaras bien, pero tenía que haber una falla, uno de los tiros para un plano general sobre una mesa de centro y los invitados, te lo compro. Falta luz en el set, hay pero falta. En la edición esa gracia de dejar a las animadoras en blanco y negro mirando el que te dije, ya está muy vieja. No la utilicen, crea una imágenes parásitas innecesarias, acordes con el parisitismo imaginario de Foucalt, como recuerda Lawner sobre el Péndulo. El sonido correcto, que es muchas veces lo más penca de los programas de la telelocal. Me hacen recordar la televisión muda del canal de Almendras.
Lo mejor, dentró un poco de aire fresco a la telelocal a través de TVU. En ninguna parte dijeron qué días se transmite el programa. El weón de mi jefe me sacó de un partido de baby para que fuera a mirarlo, si hasta ni me duché.