Se produjo un error en este gadget.

miércoles, enero 27, 2010

Venta Abierta, deja dentrar aire fresco en TVU

Merece un premio la serie de programas titulada Ventana Abierta que en enero ha presentado TVU. La realización ha estado a cargo de los cabros de los últimos cursos de la carrera de Periodismo de la u de conce, que se los mandaron a guardar a todos los demás estudiantes de otras pequeñas universidades e institutos que también muestran sus creaciones, la mayoría falta de contenidos pero con muchos saltos y grititos weones.
En los programas que habimos visto hay contenidos que han sido investigados, por supuesto al nivel que los pendejos son capaces, algunos se nota que son unos flojos sin iniciativa pero hemos visto notas brillantes como una sobre los jardines del barrio y todo lo que hay detrás. Uno muy bueno sobre un barco que la U tiene y que nadie hasta ahora sabía que usaba para enseñarle a los oceanólogos. Todo más o menos bueno en contenidos, se nota que hay por lo menos un viejo detrás que chicotea las bestias.
Pero no todo es el descueve. Aparte de algunas notas reporteadas con una pasada a lo pintor, de repente se les va en collera el audio, en otras los cabritos hablan como las pelotas,eso quiere decir con faltas de ortografía y redacción. Empiezan con un masculino y terminan con un femenino, for instance.
En materia de vestuario se necesita más luminosidad y consejos de los profesores para crear imágenes propias. No es posible que una pendejita muy parada en las hilachas y asertiva pero que tiene cuello de almeja haya aparecido en pantalla con un pañuelo al cuello, parecía no almeja sino la reina de tales moluscos bivalvos. La conductora, la cabrita Molina , tiene condiciones pero también tiene pegada la muletilla "de todas maneras", en ocasiones se ataranta y parece que le va a venir un orgasmo en seco. Como conductora es mucho mejor que la mina que pusieron a leer noticias en TVU.
Donde las cosas se ponen duras es en las imágenes de muchas notas. Parece que los camarógrafos no saben usar las cámaras, porque la oscuridad y los contraluces son a veces un escándalo. No le dan mucha importancia a los encuadres y es lo peor del programa.
Varios de los rostros que hemos visto en Ventana Abierta tienen futuro en la televisión y se los dice uno que sabe que soy yo.

Firmado
Esmero Columbo